PRECARIEDAD LABORAL O, DE COMO VER LA PAJA EN EL OJO AJENO Y NO VER LA VIGA EN EL PROPIO.



“El futuro no se puede construir sobre los cimientos de la precariedad.”

Así de contundente se pronuncia la Vicepresidenta tercera del Gobierno y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en su lucha contra la principal preocupación que le plantea el entorno laboral: LA PRECARIEDAD, aunque, como siempre, ve la paja en el ojo ajeno, pero no ve la viga en el propio, porque parece que el futuro no se puede construir sobre los cimientos de la precariedad, pero si sobre los cadáveres de los temporales públicos fulminados, tras décadas de servicios y a coste cero como resultado de los “supuestos” procesos selectivos de consolidación y de estabilización que, con datos contrastados, ya sabemos que ni estabilizan ni consolidan solo hay que ver los resultados: https://valenciaplaza.com/suspensos-oposiciones-generalitat

Resulta decepcionante que, de forma continuada, la precariedad se consienta, se tolere y, de hecho, se defienda como forma habitual de organización en el sector público, con las graves consecuencias que ello conlleva de indefensión del personal público temporal que se halla desprotegido contra todos y cada uno de los abusos que se cometen contra él: discriminación de derechos, abuso de temporalidad y despido, después de décadas de servicio, con nula compensación.

Y de la decepción pasamos al desconcierto ante la cruzada emprendida por el Gobierno en el sector privado contra la precarización de los trabajadores y en favor de su completa protección contra el abuso de temporalidad, EXCLUYENDO al sector público de dicha protección, solo hay que ver la propuesta del Ministro Iceta, cesar al trabajador abusado a los tres años, lo que viene siendo muerto el perro se acabó la rabia.

Aún más desconcertante, si cabe, porque constante jurisprudencia europea concluye que el MAYOR ABUSO DE LA TEMPORALIDAD SE DA EN EL SECTOR PÚBLICO ESPAÑOL, donde de forma reiterada se ha declarado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que las Administraciones Públicas incumplen el Derecho de la Unión.

Después de todo va a resultar que lo de ser iguales ante la ley no se aplica a la administración que va por libre vulnerando los derechos de sus trabajadores, el primero el derecho a un trabajo digno y, por tanto, no precario. No podemos concluir otra cosa después de los pronunciamientos del TJUE por Sentencia, de 3 junio, y Auto, de 2 de junio. Ambos igual de contundentes, tanto en la vía social, como en la contenciosa.

Lo más preocupante es que ni siquiera es una jurisprudencia novedosa.

Que a los efectos del cumplimiento de la Directiva 1999/70/CE no son sanción ni solución los procesos selectivos, la categoría de indefinido no fijo, es decir, la temporalidad como sanción al abuso, y las indemnizaciones existentes en el ordenamiento jurídico español, que son independientes del abuso, ya nos lo advirtió el TJUE el 19 de marzo de 2020.

La sentencia del Juzgado de lo contencioso-administrativo número 4 de Alicante, de 8 de junio de 2020, es un claro e impecable ejemplo, de aplicación del Derecho de la Unión. Para cumplir con el TJUE dicha sentencia tuvo que apartarse de la jurisprudencia del Tribunal Supremo, contraria a Europa y, ahora, tras la STJUE del pasado 3 de junio, tenemos la confirmación de la evidencia, porque ha sido contundente al declarar que el TS no está aplicando adecuadamente la jurisprudencia europea.

A pesar de tanta contundencia y claridad el personal público temporal sigue absolutamente desprotegido porque las Administraciones Públicas continúan vulnerando el Derecho de la Unión:

  • Los mal llamados procesos de estabilización y de consolidación que específicamente afectan al personal en abuso de temporalidad no se han suspendido por la Administración, sino todo lo contrario.

  • La jurisprudencia del TS, abiertamente cuestionada por el TJUE, sigue siendo la causa por la que los trabajadores en temporalidad abusiva no obtienen amparo en los tribunales y, por tanto, ven vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva, solo hay que atender a la sentencia de la sala contencioso-administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, de 19 de mayo de 2021, que revoca la citada sentencia del juzgado de Alicante que, en cambio, está absolutamente conforme con el TJUE.

¿A qué espera nuestro Gobierno para dar un paso adelante en favor de sus trabajadores temporales públicos, de forma equivalente al esfuerzo que realiza para con el sector privado, dando, por fin cumplimiento al Derecho de la Unión?

¿Cuántas veces deberemos enfrentarnos a un laberinto judicial para que Europa nos diga que, para el personal en abuso de temporalidad, no son conformes al Derecho de la Unión los procesos selectivos porque no se garantiza la estabilidad para las víctimas del abuso?

No es complicado abordar el problema bajo las directrices europeas, hay que sancionar el abuso cuando se produce y, por supuesto, hay que sancionar al responsable del mismo, no a la víctima, la sanción debe ser equivalente en todos los sectores, no es admisible discriminar a los trabajadores.

El principio de legalidad exige siempre que la sanción exista en la Ley, ahora mismo solo existe una sanción en el Estatuto de los Trabajadores que los tribunales no pueden negarse a aplicar, de conformidad con la jurisprudencia europea.

Es indiscutible que la estabilidad en el empleo es la sanción que mejor protege al trabajador y por la que se pronuncia Europa, por tanto, basta de inventar sanciones ridículas que una y otra vez son invalidadas por el TJUE, ni procesos selectivos, ni temporalidad por temporalidad, ni indemnizaciones no previstas jurídicamente para sancionar el abuso, el legislador debe asumir que puede y debe establecer una sanción equivalente a la del sector privado como sanción al abuso de la temporalidad, la fijeza en igualdad de condiciones y derechos.

#FijezaYaEsConstitucional


Coordinadora Estatal de Personal Público Temporal


20210614_doctrina_UE
.pdf
Download PDF • 143KB

653 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo