los acuerdazos: un auténtico juego de trileros

En 2017, el Gobierno y los Sindicatos CCOO, CSIF Y UGT firman un acuerdo denominado Plan para la mejora del empleo público, conocido como el ‘ACUERDAZO'. El acuerdo se firma ante la obligación impuesta a España por la UE de reducir la temporalidad en la Administración Pública, en base a la Directiva 1999/70/CE del Consejo de Estado de 28 de junio.

trileros_logos.jpg

Los Acuedazos son una gran estafa

Sobre el papel, se pretendía reducir la alta tasa de temporalidad del empleo público hasta el 8%, visto que en algunas administraciones superaba el 30% y que Bruselas ya había llamado la atención al Gobierno.

 

El método previsto en el Acuerdazo, sin embargo, no fue estabilizar a las personas en abuso, como apuntaba Europa. Se pactó así estabilizar plazas a través de un sistema convencional de concurso oposición abierto y libre (PESCO) que, por tanto, no garantizaba en ningún caso que las personas que llevaban décadas precarizadas pudieran obtener la estabilidad.

 

Rápidamente, empezaron a surgir voces discordantes de personal público temporal para denunciar que los procesos selectivos pactados suponían el mayor ERE en España promovido por el Gobierno y los grandes sindicatos.

 

A pesar de ello en 2018 se firma un segundo Acuerdazo. Pero el personal en abuso no se dio por vencido y en 2020 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) concluye que estos procesos PESCO son contrarios al derecho de la Unión y no pueden considerarse como una sanción a las adminsitraciones que han abusado de la temporalidad.

 

Además, en la práctica, los procesos PESCO se han demostrado absolutamente insuficientes e inútiles para estabilizar o consolidar al personal público temporal pues, a día de hoy, la temporalidad sigue desbocada en todas las administraciones, sin sanción a la administración abusadora y sin proteger a los trabajadores precarizados.

Luces en la oscuridad

Solo la estabilidad en el empleo de las personas abusadas puede llegar a protegerlas y a resarcirlas, definitivamente. En este sentido, de los tres grandes sindicatos firmantes de los Acuerdazos, sólo CSIF parece haber comprendido que las personas en abuso merecen protección y ha dado un paso al frente y habla abiertamente, a través de su presidente Miguel Borra, del abuso de la temporalidad y de la necesidad de establecer una sanción acorde con la Directiva 1999/70/CE. Hecho que agradecemos desde la CEPPT.

CONFILEGAL: CSIF reclama al ministro Iceta una solución inmediata al problema de «los interinos en fraude de ley»
Miguel Borra, presidente de CSIF, para manifestar la grave situación de los servicios públicos en las Islas Baleares

Los procesos de estabilización y consolidación y su justicificación en los presupuestos generales del Estado (2017 y 2018).

pdf.png
Acuerdazo I: Acuerdo para la mejora del empleo público
pdf.png
Acuerdazo II: Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo
pdf.png

Artículo 19.uno.6 de la Ley 3/2017, de 27 de junio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2017

pdf.png

Artículo 19.uno.6 de la Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018

La aberración de los procesos de consolidación y estabilización se pactó solo hasta 2020, hasta que llegó una nueva ley de presupuestos:

pdf.png

Ley 11/2020, de 30 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021.

Se prorroga un año más los mal llamados procesos de consolidación y de estabilización hasta 2021:

 

Disposición transitoria cuarta. Ampliación del plazo previsto en las disposiciones adicionales vigésima novena, trigésima y trigésima primera de la Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 para la autorización y publicación de los procesos de estabilización de empleo temporal.

Con carácter excepcional, se amplía hasta el 31 de diciembre de 2021 el plazo para aprobar y publicar los procesos de estabilización de empleo temporal a que se refieren las disposiciones adicionales vigésima novena, trigésima y trigésima primera de la Ley 6/2018, de 3 de julio, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018. En los demás extremos estos procesos se atendrán a los requisitos y condiciones establecidos en dicha disposición adicional.